viernes, 19 de octubre de 2012

El tiempo por TI

Ayer amaneció nublado, porque el sol estaba triste y no quiso salir. Luego se lo pensó mejor e hizo su aparición para poder ver tu linda carita por última vez. Y hoy se ha tapado con las nubes y ha llorado, mojándonos con sus lágrimas. Porque tú no estás.

Te adoro tanto que no sé cómo acostumbrarme a esto. A saber que cada día que abra los ojos será un día que tú te pierdas. Me tocará hacerme tan fuerte como has sido tú siempre. Y ahora sólo me queda desear y pedir que descanses en paz. Un besito eterno, mi yayita pequeña.

3 comentarios:

Marina. dijo...

Cariño ahora toca ser fuerte y estar al lado de tu abuelo dándole mucho mucho cariño... Sois mi segunda familia y os quiero como tales, no hace falta decir que me teneis aquí para lo que haga falta.

Un beso enorme. Os quiero...

Marina.

Lorena dijo...

Gracias, Marinita. Ya sabes que tú también eres como de nuestra familia, y nos hizo ilusión (dentro del destrozo que sentíamos) verte allí. Gracias por todo. Un besito.

Juanjo Morcillo dijo...

No se me da bien estas cosas ni hablar de ellas pero mucho ánimo Lore, si necesitas cualquier cosa por aquí estoy.

Un abrazo muy grande.